A la hora de elegir los utensilios de cocina es fundamental fijarse en el material del cual están hechos ya que no todos son igual de seguros e incluso hay algunos que son tóxicos. A continuación, analizamos los materiales más comunes:

Aluminio

Este material es habitual encontrarlo en ollas y sartenes, sin embargo, al someterse a altas temperaturas puede traspasar a los alimentos metales pesados. Estos se acumulan en nuestro organismo y aunque no producen un efecto inmediato, sí que tiene consecuencias a largo plazo.

No obstante, no todo el aluminio es igual. Existe el llamado aluminio anodizado que es completamente seguro. Este es sometido a un tratamiento electrolítico que lo sella y forma una capa dura protectora.

Teflón

El problema de este material no es el teflón en sí mismo, si no que se utiliza ácido perflouroctanoico (PFOA) para fijarlo a la superficie de la sartén.

El teflón se deteriora muy fácilmente por lo que el PFOA entra en contacto con los alimentos. Este está asociado a enfermedades como el cáncer, problemas de tiroides y esterilidad y actúa también como disruptor endocrino.

Dada la alta toxicidad de este material la UE prohibió su uso en 2007 (aunque con una moratoria hasta 2020) y muchas empresas se han querido desmarcar y ya no lo utilizan en sus utensilios de teflón. Por ello, comprueba que tus utensilios no contengan este ácido y también a la hora de comprar nuevos.

Vidrio

Es un material muy seguro en la cocina ya que es resistente al calor, inerte, no se oxida, no es poroso y no es tóxico. Su único inconveniente sería su alta fragilidad.

Madera

La madera se utiliza mucho en cocina (tablas de cortar, cucharas…). Estos utensilios son perfectamente seguros siempre que se tomen las medidas de limpieza pertinentes. Por ejemplo, en las tablas de cortar en los cortes realizados se puede acumular comida y bacterias.

Arcilla

La arcilla es un material que se ha utilizado tradicionalmente y que es seguro. No obstante, debemos comprobar que no está esmaltada ya que esta capa puede contener metales pesados como el plomo y desprenderse en los alimentos.

Acero inoxidable

Es un elemento muy común en las cocinas, especialmente en las cuberterías. Como ventajas tiene su estabilidad, la facilidad para limpiarlo y que no se corroe. No obstante, también puede liberar pequeñas cantidades de metales pesados. Si vas a utilizar este material recomendamos el acero japonés que no contiene níquel ni cromo.

Estos son solo algunos de los materiales que podemos encontrar más fácilmente en la cocina. Si tienes dudas sobre la seguridad alimentaria no dudes en contactar con nosotros, nuestro equipo especializado te ayudará a garantizar la seguridad de tu negocio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

INDUSTRIA CÁRNICA

captcha

* Obligatorio

INDUSTRIA PESQUERA

captcha

* Obligatorio

INDUSTRIA LÁCTEA

captcha

* Obligatorio

INDUSTRIA HOSTELERA

captcha

* Obligatorio

Catálogo General

captcha

* Obligatorio

Catálogo de Hoteles

captcha

* Obligatorio

Catálogo Industria Alimentaria

captcha

* Obligatorio

Catálogo Residencia de Mayores

captcha

* Obligatorio

Catálogo Restauración

captcha

* Obligatorio

Catálogo Supermercados

captcha

* Obligatorio

Ficha técnica

captcha


* Obligatorio